REFLEXIONES

La Globalización económica: Introducción

Sin duda, el proceso de globalización económico que se ha producido en los últimos años es uno de los más espectaculares y transformadores que se haya dado en mucho tiempo. Como consecuencia de estos cambios se ha producido un panorama económico a nivel mundial en el que la expansión de la economía capitalista ha transcendido las propias fronteras de los estados para hacer de todo el globo único mercado en el que las grandes corporaciones pueden operar.

Se establece un modelo económico en el que se suprimen las barreras para favorecer la libre circulación de capital, tanto financiero, como comercial y productivo, y que generalmente se considera la culminación del modelo económico de expansión capitalista: la libre circulación de capital y la creación de un único mercado mundial.

Podríamos decir, que aunque tiene orígenes anteriores, la Globalización económica se produce en las últimas décadas de  del siglo XX, y aunque tubo un importante impulso tras la 2º Guerra Mundial, con la creación de algunos  organismo supranacionales, alcanza su época de mayor expansión con el fin de la Guerra fría y la caída de la URSS.

Esto supuso un cambio en los modelos Estados y su gestión económica, reduciéndose progresivamente los Estados de Bienestar y el proteccionismo económico que se impulsaron en la etapa anterior a la 2º Guerra Mundial. Este proceso se intensificó notablemente tras las décadas de los 70 y 80, con la crisis del petróleo, dando lugar la creciente implantación de modelos neoliberales en los diferentes Estados. (M. Thatcher, R. Regan…). Se impulsó la actividad de las grandes corporaciones económicas

Sin embargo el proceso de globalización económica no hubiera sido posible sin el papel de Organismos Internacionales de carácter económico, como son el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la Organización Mundial del Consumo… que son considerados como los grandes impulsores del desarrollo de esta forma de mercado, junto con las Multinacionales y los Grandes Bancos privados.

Sin duda la liberalización del mercado ha cambiado totalmente el panorama económico, en el que las diferentes empresas se instalan en aquellos países que ofrecen un mayor incremento de las ganancias al reducir los costes en la mano de obra, o que ofrecen recursos naturales que permiten a estas grandes empresas su explotación y distribución.

Frente a la expansión de las economías de los Países económicamente más desarrollados, que se agrupan en diferentes organizaciones como el G-8, G-20 o la propia Unión Europea; así como de sus empresas, nos encontramos con la posición de los países empobrecidos, fuertemente presionados por su deuda externa.

El rápido proceso de acumulación de capital producido en los últimos años, hace muy difícil, si no imposible, el desarrollo o competencia de estos países en el mercado internacional viéndose obligados liberalizar sus economías y dejarlas en manos de las Corporaciones, Agentes financieros u Organismos económicos internacionales. Nos encontramos con un modelo de producción económico que ha concentrado el 86% de la riqueza en un 20% de la población y que ha llevado al resto de países a tasas de endeudamiento enormes.

Sin embargo, en lo últimos años, se está empezando a cuestionar fuertemente es modelo, por considerarlo injusto, insolidario e insostenible. Desde numerosas posturas se rechaza la viabilidad de un sistema que esta acrecentando las diferencias económicas entre los países y otorgando cada vez mas poder a organismos económicos y empresas. Estas posturas, que encuentran su punto de unión en el llamado “movimiento altermundista” (frecuentemente llamado también antiglobalización) están adquiriendo un peso mayor y mas determinante y cada vez mas voces critican abiertamente la Globalización económica y sus agentes.

Como señala Guimares nos encontramos “el agotamiento de un estilo de desarrollo que se ha revelado ecológicamente depredador, socialmente perverso y políticamente injusto, tanto nacional como internacionalmente”.

ZIETGEIST ADDEMUN

Reflexiones individuales

ECOS DE LA GLOBALIZACIÓN

Con respecto al tema de la globalización puedo decir que ésta tiene tres grandes problemas: uno, la jerarquización que la globalización crea entre clases sociales; países desarrollados y subdesarrollados; y empresas medias respecto a multinacionales. Dos,  menos trabajo en lo que se refiere a los países desarrollados, ya que las empresas van a fabricar en países subdesarrollados donde la mano de obra es mas barata, lo que también por otra parte sigue fomentando la pobreza dentro de los países subdesarrollados.  Y tres, la sobreexplotación de los recursos del medio ambiente.

Nos encontramos por tanto con una amplia gama de consecuencias negativas en relación a la economía “globalizada”, ejemplos de ellos son: la libre circulación de las multinacionales entre los países y decreciente rivalidad entre éstas y las pequeñas empresas, lo que produce que las grandes empresas fijen precios en sus productos con los que sacar grandes beneficios; la creciente utilización de la tecnología en vez de la mano de obra a la hora de producir, lo que produce una baja en lo que se refiere a la población activa; y la utilización de los beneficios de los grandes empresarios en sus países de origen. En definitiva, beneficia de nuevo al que más tiene y perjudica al que menos, una buena medida para promover la desigualdad que llena nuestro mundo de injustas situaciones.

Sara Escudero Villanueva

GLOBALIZACIÓN VS CONSECUENCIAS

“Aprendiendo a repensar nuestro mundo”
“El caracol construye la delicada arquitectura de su concha añadiendo una tras otra las espiras cada vez más amplias; después cesa bruscamente y comienza a enroscarse esta vez en decrecimiento, ya que una sola espira más daría a la concha una dimensión dieciséis veces más grande, lo que en lugar de contribuir al bienestar del animal, lo sobrecargaría. Y desde entonces, cualquier aumento de su productividad serviría sólo para paliar las dificultades creadas por esta ampliación de la concha, fuera de los límites fijados por su finalidad. Pasado el punto límite de la ampliación de las espiras, los problemas del sobrecrecimiento se multiplican en progresión geométrica, mientras que la capacidad biológica del caracol sólo puede, en el mejor de los casos, seguir una progresión aritmética”. Iván Illich

Descrecimiento UNAM está conformado por el Dr. Raúl Olmedo, Cristina González, Dulce karina Fierros y Gabriel Gallegos Labastida.

Me gusta esta metáfora porque expresa las consecuencias que tiene la globalización sobre unos determinados grupos de habitantes de este mundo. Si la globalización se extiende sin limitar fronteras, provocando que el empresario y dueño de “un todo” se haga con mucho más de lo que tiene, abriendo fronteras y ampliando campo de producción…  el simple trabajador se verá afectado por ello, manipulado, explotado y siendo siempre inferior con una enorme dificultad y sin posibilidad de remontar y adquirir poder económico, ya que hay “un todo” que pertenece a unos pocos.

Una consecuencia más es la diferenciación entre los países desarrollados de los subdesarrollados, aunque el gran empresario se haya creado sobre un país desarrollado acudirá a los países subdesarrollados a implantar su empresa con unas condiciones y unos costes muy inferiores lo que provocara el aumento del desempleo en países desarrollados y aunque se traslade el empleo a países menos desarrollados, los individuos trabajadores se verán expuestos a una explotación e infravaloración de un mismo trabajo que en un lugar desarrollado es mejor pagado que en un lugar en vías de desarrollo, aprovechándose de tal manera de una desesperación y una manipulación de la realidad.  Los grandes empresarios no tendrán rival para competir y de esa manera adquirir una serie de recursos siendo siempre los vencedores, que consiguen ampliar su riqueza. Por ello la oportunidad para competir por una serie de recursos en igualdad de oportunidades es una utopía, siendo las grandes empresas el “monstruo” que se come a los pequeños empresarios.

Otra gran consecuencia es la degradación del medio ambiente, que sufre por culpa de estos países desarrollados compuesto y a la orden de los grandes empresarios que disponiendo de una maquinaria pesada arrasa todo lo que encuentra a su alrededor para crear su “imperio” en todos los lugares del mundo. Esto es que la no existencia de un desarrollo sostenible de los recursos naturales , provoquen a un largo plazo la sobre explotación de estos recursos, no permitiendo que vuelvan a crearse a tiempo de ser devastados.

Marta Labarga Ballesteros

LOS DIRECTORES DE ORQUESTA DEL GRAN TEATRO MUNDIAL

Sin duda, unas de las grandes protagonistas de inmenso espectáculo llamado Globalización son las grandes Corporaciones Multinacionales, dueñas y señoras del mercado, con cuotas enormes de poder, no solo económico, sino también político.

Pero este gran escenario en el que desarrollan su actividad, tiene un guión establecido desde una serie de organismos supranacionales, que marcan la tendencia de los mercados, pero también la de los poderes públicos. Son los grandes directores del “arte” de la economía, y tiene nombres: Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Organización Mundial del Consumo…

Con el desarrollo del propio proceso de Globalización  y la creación de un mercado mundial que transciende las propias barreras de los Estados, los gigantes de la economía capitalistas, es decir, las grandes Multinacionales, han favorecido, junto con los Estados económicamente mas desarrollados, la creación de estos organismos, que si bien tienen enormes déficits democráticos y legítimos, terminan por convertirse en organismos con enorme poder político. No son elegidos por la población, no la representan, pero si deciden por ellos.

Las políticas impuestas por estos organismos a los países menos desarrollados a cambio de prestamos para solventar sus deudas internacionales (consecuencia, generalmente, de la propia economía globalizada que les impide competir en el mercado) suponen fuertes recortes sociales, precarización de las condiciones de trabajo, liberalización del mercado o privatización de las empresas públicas. Cuestiones que beneficia directamente a las empresas o inversores extranjeros, pero que no necesariamente ayuda al enriquecimiento de la población.

Estas Instituciones Internacionales, junto con las grandes Corporaciones y los Estados económicamente más desarrollados (G8, G20…) son los grandes artífices y principales beneficiarios de este grotesco espectáculo, causante de enormes desequilibrios económicos (norte-sur), y trágicas consecuencias humanas y medioambientales.

Y termino con una pregunta, que probablemente mucha gente se halla planteado ya, pero  cuya sola exposición es sinónimo de rechazo… ¿con este escenario, cave hablar de Democracia?

Eva Muñoz Moreno


FMI , Banco MUNDIAL, Globailzacion economica-Confesiones de un sicario economico

UNA RELACIÓN FULMINANTE

Hambre, desolación e injusticia, estas son las tres palabras que genera la relación entre los países empobrecidos y el nuevo sistema económico, puesto que resulta imposible hablar de globalización y no tener presente como las multinacionales manipulan y engañan a la sociedad sobre las consecuencias devastadoras de su enriquecimiento.

Podíamos hablar de genocidio hacia la población más vulnerable, pues se esta produciendo una opresión y una desigualdad en beneficio de los más fuertes, la llamada doctrina Occidental basada en una política neoliberal, defendiendo el libre mercado capitalista apoyada por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y Organización Mundial del Comercio entre otras entidades, imponiendo a la sociedad a la disciplina del mercado. No podemos olvidar, que sus objetivos son que las grandes empresas puedan llevar acabo sus operaciones y fomentar la desigualdad y la miseria en las zonas menos desarrolladas.

Por otro lado, no solo estamos hablando de la dificultad de los países subdesarrollados para introducirse en el nuevo modelo económico, sino de cómo globalización puede llegar a excluirlos totalmente de la sociedad.

En consecuencia, estamos frente a un sistema que intenta implantar la individualización frente a la sociedad, como dijo Sami Nair “La sociedad no existe, existe un mundo de individuos en competencia permanente entre ellos”. Esta competitividad a generado que no solo se vean perjudicados los países empobrecidos por esta nueva política económica, incluso dentro de los países más ricos encontramos una gran parte de la población fulminada por las consecuencias del capitalismo. Provocando un incipiente fracaso en el modelo económico actual.

Natalia Rodríguez Omil

Kevin Carter: Premio Pulitzer de fotografía

Banksy

VOCES CONTRA LA GLOBALIZACIÓN

G8 CONTRA EL RESTO DEL MUNDO

Eduardo Galeano periodista y escritor uruguayo, nos muestra una definición de lo que implica la globalización: “no es más que el nombre que se le da a la etapa actual del capitalismo”. Se trataría, de un término que designa la gran expansión de capitales y sus efectos en las culturas e identidades.

Aquí empezaría mi reflexión acerca de las consecuencias económicas que surgen de las decisiones tomadas por las grandes potencias mundiales participantes del G8, (Estados Unidos, Japón, Francia, Reino Unido, Alemania, Canadá, Italia y Rusia), que se reúnen anualmente para tratar temas de comercio internacional, relaciones  con los países pobres, política macroeconómica,…etc., y que dan origen a la globalización de la economía mundial.

Las decisiones tomadas son prácticamente discriminatorias hacia los países en vías desarrollo, ya que toman como objetivos principales: Asegurar el crecimiento de las economías industrializadas, el cierre de empresas nacionales en muchos países por verse afectadas por la excesiva importación de productos, un exagerado crecimiento y expansión de las empresas  multinacionales que cuentan con ventaja respecto de las medianas o  pequeñas empresas, ya que no pueden aguantar la competencia y acaban  desapareciendo, ésta situación da origen a monopolios u  oligopolios, perjudiciales al consumidor.

No solo las grandes potencias incentivan los objetivos de la globalización, sino que las organizaciones mundiales que la guían son: El Fondo Monetario Internacional ( FMI ), el banco mundial y la organización mundial del comercio ( OMC ), que exportan e imponen los modelos occidentales de desarrollo al resto del mundo, y que defienden la libertad de mercado, la empresa privada, la competitividad y la democracia para supuestamente dar fruto a un “positivo” crecimiento en el futuro y para la “erradicación de la pobreza”.

Lorena Santos Ros

EL FMI Y LOS POBRES

LOS NADIES- Eduardo Galeano

HAGAMOS DEL COMERCIO ALGO JUSTO

Día a día podemos observar gran cantidad de manipulaciones y maniobras especulativas, pero pocas veces nos paramos a pensar en ellas, por qué se producen, a quiénes afecta y quién las lleva a cabo.

¿Por qué ha ido aumentando cada vez más el precio en alimentos procedentes de países subdesarrollados?

Gracias a la globalización, grandes empresas multinacionales, han aprovechado la ocasión para encarecer los precios de los productos hasta diez veces más que el precio al que pagan al productor de dicho producto.

El comercio justo propone cambiar ésto, es decir, “dar a cada uno lo que se merece”. Cambiando así la situación en los países subdesarrollados, reduciendo la pobreza en ellos y dando acceso a estos productores de países subdesarrollados a los mercados de países desarrollados, satisfaciendo las necesidades de los países del norte y dando la posibilidad de desarrollarse a los países del sur.

Además de ésto, se busca también el cumplimiento de los derechos humanos, dejando a un lado la explotación a mujeres y menores en países subdesarrollados, dándoles acceso a un trabajo digno y con posibilidades para salir de la situación de pobreza en la que viven. Y a su vez, se busca una producción respetuosa con el medio ambiente, un ejemplo de ello sería la no utilización de pesticidas y fertilizantes que se utilizan en países subdesarrollados prohibidos a su vez en países desarrollados.

Por tanto creo que se debe apostar por este modelo global de comercio justo que da igual importancia tanto a los aspectos humanos como económicos, ecológicos y sociales.

Sara Escudero Villanueva

LA GLOBALIZACIÓN, EFECTOS EN LA CULTURA

Con esta reflexión pretendo que entendáis la posición que he tomado con respecto a lo que la globalización provoca sobre la cultura, dando aspectos negativos y positivos.

¿Cómo afecta la globalización en la cultura? Pues si la globalización pretende que el mundo se una en un todo, creando lo que existe en un lugar, marcado como lo mejor, en el resto de lugares que no lo tienen, formando diferentes zonas del mundo con una serie de características similares no permitiendo la exclusividad y la diversidad, por lo tanto, la cultura se verá afectada negativamente ya que una cultura enfrentada a otra, siendo una vista por una mayoría más fuerte que la otra, la más “débil” podrá ser eliminada por una cultura imperante que arrase con lo diferente y lo opuesto. Es decir aquellos pueblos culturalmente hablando diferentes son amenazados por la cultura dominante,  sufriendo el miedo a que se pongan fin a sus valores, tradiciones o costumbres propias. Esta idea parte de que se intenta crear una única cultura para todo el mundo que vincule y cree unión entre distintos territorios. Esta puede ser una visión errónea ya que en el plano positivo acerca de sus efectos, la globalización no provoca más que respeto entre las culturas existentes y puedan crearse una serie de características comunes para hacer efectivo una optima relación entre las diferentes culturas.

Existen pueblos, tribus, comunidades.. con una cultura diferente que no comprenda o si quiera conozca las formas o las creencia de vida que tienen países “civilizados”, por ello arrasar con todo imponiendo, a través de una justificación como “la unificación del mundo”, no es acertado ya que podremos enseñar y transmitir nuevas formas de vivir, pero no imponer ni extinguir otras culturas porque la riqueza del mundo se halla en la diversidad no en la igualdad impuesta por el “ello” dominante.

 
A raíz de este tema quiero comentar esta foto, ya que se trata de una tribu del Amazonas, hasta ahora desconocida, situada en Brasil muy cerca de Perú. En este momentos la tribu se siente amenazada al ver como una aparato (el avión) sobrevuela su territorio sin ningún tipo de conocimiento  acerca de este. Únicamente vestidos con taparrabos, sienten la amenaza y se disponen a tirar con sus arcos flechas contar el avión. Es triste que esta tribu que vive en su territorio, hoy en día se vea en peligro de ser extinguida como tal, ya que la tala indiscriminada de árboles y la sobre explotación de los recursos naturales, les están dejando sin ese territorio, sin esos recursos con los que sobreviven, solo por culpa de los países que explotan el medio ambiente para hacerse más grandes y más poderosos.
 
Foto: El periódico EL PAÍS
Marta Labarga Ballesteros
 

EL PROGRAMA DE LA MANIPULACIÓN SOCIAL

Las consecuencias nefastas de la globalización nos rodean día tras día, pero para nosotros es más sencillo hacer oídos sordos a lo que nos rodea en este mundo devastador. Callamos nuestras conciencias comprando en épocas navideñas una postal para ayudar a los niños de África, cuando nos gastamos en las comidas de navidad lo que ellos en comer durante casi toda su vida, salimos de la iglesia sintiéndonos los mejores personas porque “le hemos dado un misero euro al pobre de la esquina”, sin preguntarnos como se llama y cual ha sido su historia. Pero como dijo Mario Benedetti “…el cambio es atroz sencillamente atroz si es la humanidad la que se encoge de hombros”.

Pero son estos gestos los que nos hacen sentir buenas personas e incluso afortunadas, haciéndonos olvidar lo hipócrita que somos cuando culpamos a la sociedad injusta de nuestros actos, pero cabe preguntarnos ¿Nosotros no formamos parte de esta sociedad? Palabras que pasan por un instante por la mente pero son borrada cuando vuelvo a poner el programa de televisión que fulmina de mi mente cualquier reivindicación posible y me vuelve a manipular como una simple marioneta en manos de los llamados poderosos, que exterminan a cualquiera por su bienestar sin sentirse culpables por la nueva sociedad consumo. Como dijo Noam Chomsky “El rebaño desconcertado nunca acaba estando debidamente domesticado: es una batalla constante”.

Es una obviedad que esta sociedad esta influida por los medios de comunicación y que estos influyen tanto directa o indirectamente sobre nuestra personalidad, en la actualidad la mayoría de los jóvenes no sueñan con parecerse a grandes ingenieros, filósofos o incluso científicos, sino pretenden volvernos unos seres inertes donde nuestras preocupaciones sean tan banales como nuestros principios.

En otras palabras, se manipula creando una ambigüedad en la información creada por redes multi-globales de la sociedad de masas fomentando que la gente interprete una realidad en un sentido u otro sin haber sido racionalizada. En los estados democráticos no se produce como en los estados totalitarios unas directrices de la publicidad pero es obvio que se produce una propaganda subliminal, llegando a generar un pensamiento colectivo embaucado hacia la incipiente sociedad de consumo.

Es posible observar  como el contenido de los mensajes esta en manos de los que poseen el poder económico, de esta forma los medios de comunicación colaboran en la subordinación de la sociedad, perdiendo su funcionamiento de informar a los teleespectadores sino en desinformarnos paulatinamente hasta conseguir dominarnos y convertirnos en unos seres prefabricados y sumisos en manos de los que dirigen una gran obra teatral protagonizada por nosotros mismos.

Mafalda-Quino

Bansky

Natalia Rodríguez Omil

¿FUKUSHIMA futuro CHERNOBYL?

La catástrofe en Japón producida por el terremoto y el consiguiente tsunami, me hace plantear en esta reflexión los impactos medio ambientales que traen consigo la avanzada expansión económica, impulsada por la globalización, ya que hace crecer la demanda de recursos naturales y energéticos en la sociedad.

Un ejemplo claro es el intento de los gobiernos de recibir inversiones en sus suelos, convirtiéndose en factor de riesgo para el medio ambiente al tomar esa decisión en un corto plazo, o bien el libre comercio sin limitaciones que provoca un aumento en el consumo de recursos energéticos, que incrementan la emisión de sustancias contaminantes, principales fuentes de origen del cambio climático y del calentamiento global de la tierra.

Es en el caso de las centrales nucleares, calificado como energía “limpia y segura”, puede llegar a poner en peligro la vida de miles de personas y la vida de la naturaleza, como en el caso de Chernobyl o en el presente incidente producido en Japón, las consecuencias producidas por la producción de esta energía no solo alcanzan daños en las zonas afectadas del país sino a gran magnitud global, por eso para garantizar la producción de energía eléctrica tan asentada en nuestra sociedad, debemos defender aquellos recursos renovables que no amenacen nuestro entorno ni nuestras vidas, y seguir luchando contra el avance desenfrenado de la globalización económica y explotación de recursos que amenazan el desarrollo futuro y acentúa la degradación del medio ambiente.

Lorena Santos Ros

La OMS, las farmacéuticas y su juego de la vida y la muerte

La industria farmacéutica es una de las más rentables e importantes del mundo, tanto en términos económicas, como en influencia y poder. Se calcula que en el último año ha facturado unos 10.200 millones de euros solo en el Estado español. Pero esta no es una industria como las demás. La principal diferencia entre estas grandes multinacionales y las de cualquier otro sector económico, es el tipo de necesidades a las que dan respuesta con sus productos y la responsabilidad humana que su acción conlleva. Estamos hablando de una industria en cuyas manos se encuentra la vida de millones y millones de personas, y cuyo destino, estas grandes corporaciones, deciden en función de intereses económicos.

El caso de la vacuna contra la malaria es un ejemplo más de tantos abusos de las multinacionales farmacéuticas, que no están dispuestas a dejar que una patente de tal calibre quede en manos de la Humanidad, permitiendo su libre difusión y comercialización a un precio justo. Lo que para ellos implicaría perder una importante cuota de mercado, y por consiguiente, millones de dólares, en realidad supone la vida de millones de personas. Personas que viven en los países empobrecidos generalmente, que no suponen consumidores potenciales, y por lo tanto, son personas cuya vida no merece la pena salvar.

Pero sin duda, tal vez lo más sorprendente de todo sea el papel que en todo este juego, desempeña la Organización Mundial de la Salud. Probablemente, como ciudadanos, ya sabemos que no podemos esperar responsabilidades éticas de las multinacionales que solo persiguen el lucro, pero tal vez sería lógico que pudiéramos esperarlas de una organización que se supone, defiende políticas de prevención, promoción e intervención de la salud a nivel MUNDIAL. Sin embargo la realidad es otra, ya que la OMS está dominada por los intereses de las grandes multinacionales farmacéuticas

La OMS, no podemos olvidarlo, fue la misma que explotó de sobremanera el escándalo de la Gripe A, a través de un informe redactado por expertos a su servicio. Expertos con importantes vínculos con la mafia farmacéutica, y en base a cuyas recomendaciones los diferentes Estados dejaron en las arcas de Roche y Glaxo 6.000 millones de dólares, para luchar contra una pandemia que luego, misterio o no, resulto no serlo e incluso dejó menos muertos que el virus normal de la Gripe.

El tráfico de la salud es una realidad patente en el actual sistema, jugando impunemente con la población y convirtiendo un derecho básico en un lujo al alcance de unos pocos. No olvidemos que en los países empobrecidos mueren miles de personas por enfermedades que en occidente tienen cura.

¿Pero, hasta qué punto está Occidente dispuesto a invertir en la investigación y la cura de enfermedades que principalmente afectan a personas en África, Asia y Sudamérica? ¿Realmente puede la OMS ser una organización independiente y neutra que plante cara a las multinacionales farmacéuticas para cumplir con su función desinteresada de promover la salud, incluso en lo países empobrecidos?¿Estamos nosotros dispuestos a dejar que se siga especulando con la vida y la muerte de personas?  Porque están negociando con NUESTRA SALUD y con la de millones de personas más. No lo olvidemos.

Eva Muñoz Moreno

Globalización Tecnológica

 Comienzo plasmando una definición de globalización tecnológica: “Es la difusión de la tecnología a través del mundo, de las culturas, de las naciones; atravesando fronteras sin importar las características de las naciones o de las culturas a las que llega.”

El concepto y movimiento de la globalización se relaciona con el mundo de las tecnologías, factor importante en el que las grandes e industrializadas naciones invierten cada vez más, dejando un gran abismo de diferencia respecto con los países menos desarrollados, al que se les impide ese crecimiento y progreso.

El fin con el que se comenzó esta revolución, era un mero hilo conductor entre los mercados para poder acceder al desarrollo de ideas e información, mediante la comercialización de productos e innovaciones tecnológicas y de esta forma hacernos llegar un supuesto conocimiento de las cosas allá donde estés; el problema se centra en que no llegamos a conocerlo, ya que se incumple la idea central de establecer una sociedad del conocimiento, es decir, una circulación fácil y sin restricciones y una difusión tanto a países desarrollados como en vías de desarrollo.

La  idea de que el conocimiento sea un bien público y universal como propaga la propia globalización, se está convirtiendo en icono mercantil regido por las leyes de mercado, y convirtiendo a los ciudadanos en consumidores y clientes, destacando como efecto de gran importancia la dependencia social a las nuevas tecnologías y sistemas de comunicación, dejando obsoletas las relaciones y acciones llevadas acabo fuera del campo virtual.

Como conclusión me gustaría plantear la idea de hasta que punto debemos tolerar que el acceso a la información y al conocimiento no sea común para todos respecto a la facilidad que se nos da a unos países respecto a otros, por su grado de desarrollo y por supuesto por su nivel económico y social, y también respecto a los limites de acceso que se nos marcan ya bien sean por mandato estatal o bien como he dicho antes por asuntos económicos, seguridad o por restricciones de mercado de cada país.

Debemos defender que el conocimiento y el acceso a la información sea un bien público e indudablemente universal.

Lorena Santos Ros

Y PARA CONCLUIR…

Y para concluir con esta serie de reflexiones he decidido hacer una pequeña síntesis, gracias a lo leído durante estos meses y gracias a  las aportaciones que he obtenido en clase de instituciones.

La forma en la que nos encontramos afectados por la globalización es muy dispar, por supuesto que las desigualdades las podemos ver más acentuadas, debido al aumento de la riqueza en” los mismos de siempre” y a la pobreza que también “en los de siempre”, pero si hay algo muy característico es, la perdida de una realidad social. Nos encontramos mas perdidos que nunca y desmotivados. La falta de empleo, los empleos precarios, la inseguridad laboral, antes teníamos una seguridad, con la que vivías y creabas una familia, que ya no existe. Ahora y sobre todo los jóvenes vamos a encontrarnos solos y vamos a tener que “sacarnos las castañas del fuego” nosotros mismos. Ahora nadie se preocupa por lo que pase en el futuro, vivimos el presente y lo intentamos vivir lo mejor que podemos.

Nadie nos asegurara donde vamos a terminar, solo tendrán ese privilegio, las personas que tengan en su origen un poder, que hoy en día con la globalización reside en el mercado. El mercado mueve los hilos, nosotros nos tenemos que subir al carro para no sentirnos fuera o excluidos socialmente, seguimos la masa, la publicidad, los estándares del consumo, y todo por creer que tarde o temprano veremos cubiertas nuestras necesidades.

Quiero concluir con que este cambio social tan grande que produce la globalización es de algún modo consecuencia de todos, siendo los medios de comunicación transmisores y posibles manipuladores de la realidad, la publicidad la guía de todos los individuos, el consumo, las grandes empresas, y luego por supuesto nosotros mismos. Siguiendo el comportamiento que nos lleva a la cohesión que pretende la globalización en un mundo de desigualdades e injusticias hacia aquellos que no “dominan”.

Marta Labarga Ballesteros


EL MIEDO A VIVIR

El miedo, esa sensación que paraliza cada parte de nuestro cuerpo y que no nos deja conseguir nuestros propósitos.

El miedo, que nos venden esos medios de comunicación de masas, para que centremos  nuestro pánico en un chivo expiatorio, al que culpabilizar de todos nuestros temores y de todas nuestras precariedades. Usándolo como tapadera para el enriquecimiento de ciertos estrategas económicos.

Convirtiéndonos  en una pieza más en su juego. Porque, deben tener a la masa adoctrinada, sin que nadie se salga de la norma. Buscan la indiferencia colectiva, hacia temas referentes a la económica mundial propulsoras de las desigualdades y de no alcanzar el bienestar social.

Es cierto, que vivimos en una sociedad de consumo que, con el auge de nuevos avances tecnológicos, aumenta el gasto de productos para intentar aplacar el miedo que sentimos, ese miedo generado por una estrategia de marketing al servicio del mercado.

De tal modo, Zygmunt Bauman, en su libro de Vida liquida, señala como la seguridad personal, se ha convertido en una estrategia para fomentar el consumo de diversos productos, con la argucia de conseguir nuestra protección y garantizar una utópica tranquilidad.

Por otro lado, todo el mundo siente pavor con la idea de perder su casa, sus amistades, miedo a no poder decidir uno mismo su propia vida. Pero por triste que parezca, nosotros no decidimos en esta sociedad capitalista, en todo caso en algunas circunstancias decidimos entre las escasas opciones que nos presenta el mercado.

Porque, aunque vivamos en una sociedad de libre circulación de capitales, jamás llegaremos a ser libres, si no se ofrece las mismas posibilidades a todas las personas.

Son los efectos, de que el poder este localizado en unos pocos, que dirigen la sociedad, que no son otra cosa que personajes deshumanizados e invisibles para esta sociedad. Pero no debemos quitarnos responsabilidad, ya que somos una parte más, porque nos comportamos como actores incapacitados en la sociedad, mientras mercantilizan nuestros derechos y se especula con nuestras conciencias. Y todo, por el miedo a enfrentarnos a los etéreos tiranos que mueven la sociedad.

La frase “El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo”, una frase sencilla y llena veracidad, representa cómo no llegamos a darnos cuenta que nuestro comportamiento puede generar el caos a millones de kilómetros, tanto en un presente como en un futuro, ya que formamos parte de esta sociedad de consumo.

Porque, como paso en la fabula de David contra Goliath, fue el pequeño el que termino con el grande. Como en esta fábula, no deberíamos luchar por una libertad y no volcarnos en la indiferencia, adoctrinada por el mercado.

“Cuando toméis una decisión tened ante los ojos la imagen del hombre más pobre que nunca os hayáis encontrado, y preguntaos si le va a ayudar esa decisión. Si la respuesta es ‘sí’ tomadla sin dudar. Este consejo es justo eterna y universalmente”. Mahatma Gandhi.

David contra Goliath-Caravaggio

Natalia Rodríguez Omil

EL GUERRILLERO DE LOS PÓSTER: LA MERCANTILIZACIÓN DEL ANTICAPITALISMO Y LA BANALIZACIÓN DE LAS LUCHAS REVOLUCIONARIAS 

 

Las revoluciones burguesas del s. XVIII y XIX supusieron la ruptura con el A. Régimen y dieron lugar a la instauración de un nuevo sistema político y económico que, si bien prometía la libertad del individuo y la fe en el progreso de la humanidad, supuso la implantación de un sistema igual (si no mas) esclavizador y desigual que el anterior. La élite burguesa consiguió  la imposición de su modelo económico, el capitalismo, a golpe de espada y cañón, contra todos aquellos que impedían su expansión y les ataban a un mundo tradicional y opresor (para sus propios intereses). Sin embargo, este nacimiento revolucionario del capitalismo ha quedado oportunamente olvidado. En la actualidad se ha naturalizado como mejor y único sistema posible, consiguiendo establecer su discurso como fuente de legitimidad absoluta, lo que impide automáticamente cualquier posibilidad de cambio, al provocar que los propios perjudicados de su dinámica, sean parte activa de la resistencia a una posible transformación.

¿Y qué ha ocurrido con las luchas revolucionarias? No podemos obviar su importancia ni sus logros, los grandes hitos históricos que numerosos pueblos o movimientos han otorgado a los anales de la historia, como tampoco podemos obviar que el Capitalismo, en líneas generales ha ganado la batalla. Pero su aniquilación o marginación no ha sido la mayor de las aberraciones que este Sistema ha cometido contra ellos. Su mayor logro como modelo dominante y opresor ha sido su capacidad de rentabilizarlos, reajustarlos para que tengan cabida dentro de su organización, mercantilizarlos. Y estos es, insultar su nombre de la más repugnante de las maneras.

Numerosos iconos o símbolos revolucionarios, del que quizá el ejemplo más destacado sea el guerrillero argentino Che Guevara, se han convertido ya sin duda en una foto más de esta sociedad del espectáculo y la imagen. La industria banaliza las luchas políticas emancipadoras, revolucionarais, libertadoras o libertarias, reduciéndolas simplemente a un producto de merchandising mas, un objeto de consumo, algo mas con lo que lucrarse. La posmodernidad nos transforma en ciudadanos en la medida en que somos consumidores. Nuestra identidad nos la otorga los bienes que compramos y  los mínimos signos que nos diferencian de los demás. Pero el consumo nunca nos hará críticos ni revolucionarios, fuertes o libres.

La imagen del Che y de tantos otr@s se ha convertido ya para muchos en una imagen en sí, vacía de contenido, que diluye un discurso político (compartido o no) que ataca directamente al propio entramado político y económico, y que no interesa que sea reproducido y conocido.

 Ante las imágenes vacías de significado que construye la sociedad actual, creo necesario recuperar el discurso político como impulsor del debate y la reflexión social. No hay cambio sin crítica, no hay crítica sin política.


Eva Muñoz Moreno


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s